Ámsterdam, la Venecia del norte

Canales de Amsterdam

Antaño, en orden de mejorar el transporte y estimular así el comercio, Ámsterdam construyó a lo largo de varios siglos, 165 canales con los que también se vio extendida la ciudad. Dicho cinturón de canales es considerado hoy en día patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Los cruceros por los canales son una popular atracción turística con la que condimentar la visita a la ciudad con su embarcación de recreo. Ver el centro histórico desde un sloep (bote tradicional holandés) es verlo de nuevo por primera vez, aunque también puede hacerlo desde su propia embarcación (dependiendo de las medidas) o alquilarlo con o sin capitán. Varias empresas ofrecen dicho servicio, incluso charters de grandes yates. No obstante, no se requiere un permiso especial y pueden navegar embarcaciones con menos de 15 m de eslora que vayan a una velocidad máxima de 20 kph. Cuidado, la normativa se ha endurecido respecto al volumen de la música a bordo de las embarcaciones, por lo que no monte una fiesta privada a no ser que se aleje del centro, donde descubrirá que otros capitanes han tenido la misma idea.

Varios festivales se desarrollan sobre los canales de esta hermosa ciudad. En agosto tenemos el Grachtenfestival, donde la música clásica cobra protagonismo mediante conciertos justo al agua o directamente sobre ella. O el concierto del 5 de Mayo, sobre una tarima flotante, para conmemorar la liberación de los alemanes tras la segunda guerra mundial. La ciudad se ve distinta desde los canales. Podemos además observar el interior de las casas flotantes, adaptadas al casco original del barco y con sus hermosas terrazas. Siguiendo las rutas que nos llevan por el barrio rojo, por el Jordaan, podemos encontrar bares con su propio embarcadero.

Un ejemplo de marina central.

Prácticamente se puede recorrer todo el país mediante sus canales. Algunas de las rutas más importantes van por el río Amstel hacia Oudekerk aan de Amstel (un pueblecito a sólo 9 km de Ámsterdam) o Vinkeveense Plassen, una hermosa área de lagos a unas cuatro horas navegando.

Hace falta paciencia, a veces la confluencia de barcos hace que estas naveguen despacio.

Finalmente, no olvidemos que el 30 de Abril se celebra el Koninginnedag, o el día de la Reina (celebrado desde 1949, fecha en que la Reina Beatrix fue coronada). De todas las actividades, las que más merecen ser reseñadas son el mercado de las pulgas y la fiesta del agua. Esta última consiste en un trayecto en bote desde el embarcadero por los diferentes canales de Ámsterdam.

Koninginnedag o día de la Reina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>